En este momento estás viendo 7 maneras de convertir la preocupación en entusiasmo por hacer las cosas

7 maneras de convertir la preocupación en entusiasmo por hacer las cosas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Superar la ansiedad
  • Última modificación de la entrada:enero 28, 2022
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Todo el mundo se preocupa a veces. En este momento, probablemente incluso tengas algunas preocupaciones en mente. Podrías estar pensando en una relación o una situación en el trabajo que te está causando problemas. Tal vez esté preocupado por su salud o si tendrá o no suficiente dinero para pagar las cuentas a fin de mes. Cualquiera que sea el caso, la preocupación ocurre ya sea que lo intentemos o no. Sin embargo, esto se convierte en un problema cuando la preocupación comienza a apoderarse de su vida.

Entonces, ¿cuál es el objetivo? ¿Dejar de preocuparse es suficiente para ponerlo en equilibrio, o está esperando algo… más? ¿Qué pasaría si, en lugar de preocuparte, pudieras emocionarte y luego usar esta emoción para hacer más cosas?

Veamos siete maneras de lograr esto:

Estar aquí ahora

La preocupación tiene una forma de atraparte en cualquier lugar menos aquí. O estás preocupado por algo que sucedió hace mucho tiempo, o estás inquieto por algo que está por venir. Tampoco te llevará a ninguna parte. Para dejar de preocuparte, necesitas concentrarte en el presente. ¿Qué te interesa ahora mismo?

Date cuenta de que esto no te lleva a ninguna parte rápidamente.

La preocupación te detiene en seco. De hecho, la mayor parte de la procrastinación es causada por la preocupación. Con esto en mente, ¿por qué desperdicias tu tiempo y energía preocupándote? A veces, el simple hecho de reconocer qué es una preocupación inútil será suficiente para descarrilarla por completo. Especialmente cuando tienes mejores lugares para estar.

Lánzate a algo interesante

La preocupación necesita tu atención para sobrevivir. Ocúpate de hacer algo que atraiga tu mente y verás que te olvidas de todas las preocupaciones.

Reescribir el guión

Si ve que todo explota a su alrededor, tal vez debería intentar concentrarse en el desastre percibido. Pregúntese cómo podría hacer las cosas para manejar la situación si llegara a suceder. Una vez que lo tengas, practica el escenario en tu mente. Imagínate a ti mismo manejando los asuntos.

Práctica

¿Preocupado por algo que debe hacer más tarde? Tener un ensayo general en tu cabeza hará que las cosas vayan mejor y mantendrá a raya la preocupación por completo.

Preguntar

Desafía tu preocupación. Profundice y llegue a las raíces hasta que comprenda íntimamente su preocupación. Pregúntate de dónde vino la negatividad. Retire las capas hasta que llegue al meollo del asunto.

Prueba un nuevo camino

Al final, la preocupación puede apegarse mucho a lo familiar. Retarte a ti mismo. Encuentra una manera diferente de hacer las cosas. Explora adónde te lleva este camino.

El punto principal en todos estos es disfrutar del viaje. Aquí es donde encuentras la emoción y el entusiasmo, lo que te lleva a hacer las cosas. El resto es todo impulso y un montón de nuevos logros esperando a suceder.